Relación hígado-estrógenos-histamina: ¿sientes sus efectos?

Anna Nadal

Fisioterapeuta y postgrado en PNIE

El hígado desintoxica y también nos ayuda con la histamina y los estrógenos

Una de las funciones del hígado es la de eliminar tóxicos internos, sean sustancias producidas por bacterias y hongos del intestino o tóxicos externos (alcohol, tabaco, pesticidas, contaminación ambiental, aditivos, colorantes y otros compuestos presentes en productos ultra procesados).

El hígado desintoxica:

  • Tóxicos internos (sustancias producidas por hongos o bacterias)
  • Tóxicos externos (alcohol, tabaco, pesticidas, contaminación ambiental, aditivos o tóxicos productos comestibles).
  • Y en todos los casos, el estilo de vida puede favorecer una buena funcionalidad de las fases de desintoxicación hepática (fase 1 y fase 2) que abordamos en este artículo.

Pero también en el hígado, contamos con una serie de enzimas encargadas de eliminar la histamina y estrógenos.

Por lo tanto, es muy importante que sepas que si tienes un exceso de estrógenos y de histamina necesitas que tu hígado funcione correctamente. De lo contrario, no será capaz de hacerlo si no se encuentra en buen estado.

Un exceso de histamina podría provocar una acumulación de estrógenos, y viceversa.

Síntomas del exceso de estrógenos

  • Síndrome premenstrual (sensibilidad en las mamas, dolor en la zona de los ovarios y el útero, dolor lumbar y en las piernas, fatiga, irritabilidad o depresión, retención de líquidos, dolor de cabeza o migrañas, ansiedad de comer dulces…)
  • Ansiedad, irritabilidad, depresión
  • Miomas, mamas fibrosas, endometriosis
  • Pérdida de la libido
  • Sueño poco profundo
  • Contracturas musculares
  • Exceso de flujo vaginal
  • Retención de líquidos
  • Hipotiroidismo o dificultad para perder peso.

Equilibrar los estrógenos y la histamina: detoxificación hepática 

En el hígado contamos con una serie de enzimas encargadas de eliminar o equilibrar los estrógenos. El proceso de desintoxicación se lleva a cabo en 2 fases.

FASE 1: HIDROXILACIÓN 

En la primera fase, el hígado comienza a desechar los estrógenos. El hígado trabaja para convertir tóxicos y estrógenos en sustancias solubles para facilitar su eliminación.

Para facilitar su eliminación, un grupo de enzimas del hígado añaden un grupo de hidroxilo (OH) a los estrógenos para hacerlos más solubles. Este proceso se conoce como hidroxilación y produce tres tipos de metabolitos de estrógenos:

  • El 2-hidroxiestrona (2-OH).
  • El 4-hidroxiestrona (4-OH).
  • El 16-alfa-hidroxiestrona (16alfa-OH).

El 2-hidroxi-estrona tiene un efecto antiestrogénico y se considera beneficioso. Mientras que el 4-hidroxiestrona y el 16-alfa-hidroxiestrona tienen efectos estrogénicos y se los considera poco beneficiosos.

Para conocer su equilibrio se puede realizar una prueba para valorar en orina los metabolitos de los estrógenos en 24 horas.

Aunque lo más recomendado es incidir en nuestra dieta y modo de vida siguiendo algunos consejos que podemos llevar a cabo para potenciar o disminuir los efectos positivos y menos beneficiosos de la hidroxilación y los metabolitos que genera.

¿Qué alimentos reducen los 4-OH y sus efectos menos positivos?

  • Polifenoles: semillas y piel de la uva, grosellas, arándanos, frambuesas.
  • Resveratrol: semillas y piel uva, grosellas, arándanos o frambuesas o suplemento. El resveratrol reduce NF-kappa beta, disminuye los 4-OH y protege el ADN.
  • Crucíferas: INDOL-3-CARBINOL (I3C) y DI-INDOL-METANO (DIM) Y SULFORAFANO. Alimentos ricos en suflorafano: brócoli, germinados de brócoli, coliflor, coles de Bruselas, col lombarda, rúcula, berros, rábano, nabos, chirivía, wasabi, mostaza, alcaparras. El sulforafano mejora la capacidad antioxidante del cuerpo activando el gen Nrf2.
  • Raíz de regaliz: además tiene propiedades antibióticas, antivirales y antiinflamatorias.

¡APUNTA ESTOS CONSEJOS EXTRAS!

Sabías que…

Hervir durante 2 o 3 minutos las verduras crucíferas y después interrumpir la cocción con agua fría para mantener activa la mirosina, enzima que aporta los principios activos de las crucíferas.

Otra forma de activar la mirosinasa es masticar bien las verduras o tomarlas en zumo verde extraído en frío.

¿Qué alimentos mejoran el metabolito bueno 2-OH?

  • Crucíferas: brócoli, coles, chucrut mínimo 2 veces a la semana.
  • Omega 3: pescado, algas, nueces, sésamo, chía, cáñamo u suplementación pautada por un profesional (más EPA que DHA).
  • Lignanos: lino triturado, aceite de lino, sésamo, ortigas, col kale, quinoa, centeno. Tomar mínimo 10g/día de aceite de lino crudo (no para cocinar) y guardar en le nevera.
  • Resveratrol: uvas (con semilla y piel)
  • Cacao
  • Cafeína: acelera la CYP1A2 y aumenta los estrógenos 2-OH. Café, té rojo, negro y verde mate, guaraná. Teniendo en cuenta que deben tomarse en poca cantidad y por la mañana, ya que pueden alterar el sueño.

FASE 2: METILACIÓN Y SULFATACIÓN

En esta fase se eliminan los estrógenos gracias a la acción de diferentes enzimas de la metilación y la sulfatación.

¿Y qué relación tienen estas enzimas con la histamina?

Pues que si algunas de estas enzimas no funcionan bien se acumularán los estrógenos y la histamina provocando la sintomatología mencionada anteriormente.

Podríamos imaginarlo como un embudo.

Los estrógenos provocan una mayor liberación de histamina en nuestro organismo y en este escenario aumentan la cantidad de sustancias inflamatorias y mastocitos (células que contienen histamina).

En la etapa fértil y durante la primera fase del ciclo menstrual, conocida como fase folicular, los estrógenos se encuentran más elevados. Es importante que las fases del hígado funcionen correctamente para que se puedan eliminar correctamente.

Sin embargo, si no sucede, en los últimos días de la fase folicular, que aunque puede variar en cada mujer suele oscilar entre los días 10 y 14 del ciclo menstrual, en estos días es cuando se presenta mayores niveles de histamina. Muchas mujeres padecen migrañas, contracturas o dolor de cabeza, por ejemplo, en estos días y una causa puede ser que no funcionan bien las vías de detoxificación hepática que eliminan entre otros compuestos: estrógenos e histamina.

Por lo tanto, en mujeres que padezcan la sintomatología de exceso de estrógenos o de histaminosis hay que revisar y adaptar la alimentación, mejorar la funcionalidad de sistema digestivo y diversidad de la microbiota intestinal y asegurarnos de que nuestro hígado realiza las funciones de detoxificación correctamente.

Por tanto, la suplementación de NATURDAO es útil y efectiva en personas con intolerancia a la histamina mientras se cuida la dieta para una mejor calidad de vida.

Histamina en las mujeres: ¿por qué les afecta más?

La funcionalidad del sistema inmunológico es sexualmente dismórfica, siendo las mujeres más propensas al desarrollo de enfermedades autoinmunes que los hombres por la acción de los estrógenos en las células inmunitarias. Chakraborty, B. et al. (2022)      

En las mujeres, la histamina se produce principalmente por mastocitos, células endoteliales y células epiteliales del útero y los ovarios. Por lo que además, el contexto hormonal variará en cada mujer y podría generar síntomas variables relacionados con el exceso de estrógenos.

Una mujer con exceso de estrógenos y/o mala eliminación a través de las fases de detoxificación hepática puede sufrir síntomas de exceso de histamina.

Aunque tampoco unos niveles bajos de estrógenos sería una situación óptima. La falta o exceso de estrógenos no es un contexto idóneo en el caso de las mujeres. Esos desequilibrios tienen un impacto en la funcionalidad de enzimas que degradan la histamina.

Por lo tanto, es importante comprender que las mujeres por nuestra condición hormonal somos más vulnerables frente a problemas relacionados con la histamina.

Es así porque el baile hormonal mensual durante la etapa fértil, puede condicionar la sintomatología relacionada con un exceso de histamina precisamente porque una de las vías de degradación y metabolización de la histamina, el hígado, es a la vez el que equilibra también los estrógenos. La interconexión entre el hígado, los estrógenos y la histamina, puede acabar desencadenando síntomas de exceso de histamina. 

Síntomas del exceso de histamina o histaminosis

  • Síndrome premenstrual
  • Ansiedad, miedos
  • Migrañas y/o cefaleas
  • Inestabilidad, mareos y/o vértigo
  • Falta de energía
  • Contracturas musculares
  • Dolor articular
  • Ardor y espasmos de estómago
  • Gases
  • Estreñimiento y/o heces pastosas
  • Colon irritable
  • Rinitis, estornudos, broncoespasmos, nariz tapada
  • Piel seca, descamación, eccemas
  • Presión arterial baja o alta, taquicardias, arritmias
  • Sueño poco profundo
  • Fuerte enrojecimiento de la piel en caso de picada de mosquito, abeja o medusa.

En definitiva: 

Teniendo en cuenta que una pequeña parte está condicionada por genética y gran parte por el estilo de vida, es recomendable analizar y personalizar en cada mujer de qué manera se puede mejorar para poder tener un buen equilibrio y salud hormonal.


Referencias bibliográficas:

Cóppola, F., J. Nader., R. Aguirre. Metabolismo de los estrógenos endógenos y cáncer de mama. (2005)

Sepkovic, D. W.; H.L. Bradlow. Estrogen hydroxilation the good and the bad. (2009)

Zhu, B. T; a.H. Conney. Functional role of estrogen metabolism in target cells: review and perspectives. (1998)

Al seguir navegando el sitio, aceptas el uso de cookies. más información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para brindarle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de las cookies o si hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar