Pan sin gluten de trigo sarraceno

Cuando hay salsas de por medio o bien para un tentempié o desayuno, el pan sigue siendo nuestro capricho al que no podemos renunciar. 

De aquí que esta receta sea perfecta para los amantes de este alimento básico, en su versión baja en histamina. 

INGREDIENTES PARA ESTA RECETA 

  • 300 gr. aprox. de trigo sarraceno​​​​​​​​
  • 150 gr. aprox de agua fria​​​​​​​​
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra​​​​​​​​
  • 1 puñado de pipas de girasol
  • 1 puñado de trigo sarraceno en grano
  • Sal

INSTRUCCIONES

  1. Precalentar el horno con calor arriba y abajo a 200 gr.

  2. Mezcla los 300gr de harina de trigo sarraceno y el agua en un bol suficientemente grande que nos permita amasar hasta crear una mezcla consistente. Abre un pequeño hoyo y añade el aceite y sigue amasando todo junto ahora. 

  3. Una vez que tengamos la masa preparada, la metemos en el bol, tapamos con un trapo o una servilleta y la dejamos reposar para que coja consistencia.  La sacamos y espolvoreamos un poco de harina sobre la encimera limpia y le damos la forma deseada con las manos. 

  4. Coloca o pega las semillas incrustándolas en la masa y hornéalo durante un mínimo de 15 minutos y un máximo de 30.  El resultado debe ser una costra crujiente por fuera y muy tierno por dentro.

  5. Deja que se enfríe y disfruta tostando ligeramente las rebanadas. ¡Te sorprenderá lo delicioso que queda!


 

BONUS

  • El aceite va a hacer que la masa sea más suave y se mezcle mejor. La idea es comprobar que la masa está bien hecha, como si fuese una especie de «chicle». Si ves que empieza a agrietarse o desmoronarse, añade un poco más de agua.
  • Una buena idea podría ser usar un molde de ‘plum-cake’, más rectangular, pero también puedes darle una forma redondeada, como más te guste. 
  •  Chequea el horneado cada 10 minutos y asegúrate que se está cociendo por todos sus lados.
 

Este pan sin gluten será ideal para tostadas saludables o para mojar en salsas bajas en histamina. Encuentra con qué acompañarlo en nuestro recetario y disfrútalo a tu manera. 

Esta receta es baja en histamina (no exenta) y tiene fines divulgativos, por lo que no debe considerarse una prescripción nutricional. Acude a un profesional para personalizar tu dieta y disfrutar de una gastronomía lo más variada y adecuada posible.

Cuando hay salsas de por medio o bien para un tentempié o desayuno, el pan sigue siendo nuestro capricho al que no podemos renunciar. 

De aquí que esta receta sea perfecta para los amantes de este alimento básico, en su versión baja en histamina. 

INGREDIENTES PARA ESTA RECETA 

  • 300 gr. aprox. de trigo sarraceno​​​​​​​​
  • 150 gr. aprox de agua fria​​​​​​​​
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra​​​​​​​​
  • 1 puñado de pipas de girasol
  • 1 puñado de trigo sarraceno en grano
  • Sal

INSTRUCCIONES

  1. Precalentar el horno con calor arriba y abajo a 200 gr.

  2. Mezcla los 300gr de harina de trigo sarraceno y el agua en un bol suficientemente grande que nos permita amasar hasta crear una mezcla consistente. Abre un pequeño hoyo y añade el aceite y sigue amasando todo junto ahora. 

  3. Una vez que tengamos la masa preparada, la metemos en el bol, tapamos con un trapo o una servilleta y la dejamos reposar para que coja consistencia.  La sacamos y espolvoreamos un poco de harina sobre la encimera limpia y le damos la forma deseada con las manos. 

  4. Coloca o pega las semillas incrustándolas en la masa y hornéalo durante un mínimo de 15 minutos y un máximo de 30.  El resultado debe ser una costra crujiente por fuera y muy tierno por dentro.

  5. Deja que se enfríe y disfruta tostando ligeramente las rebanadas. ¡Te sorprenderá lo delicioso que queda!


 

BONUS

  • El aceite va a hacer que la masa sea más suave y se mezcle mejor. La idea es comprobar que la masa está bien hecha, como si fuese una especie de «chicle». Si ves que empieza a agrietarse o desmoronarse, añade un poco más de agua.
  • Una buena idea podría ser usar un molde de ‘plum-cake’, más rectangular, pero también puedes darle una forma redondeada, como más te guste. 
  •  Chequea el horneado cada 10 minutos y asegúrate que se está cociendo por todos sus lados.
 

Este pan sin gluten será ideal para tostadas saludables o para mojar en salsas bajas en histamina. Encuentra con qué acompañarlo en nuestro recetario y disfrútalo a tu manera. 

Esta receta es baja en histamina (no exenta) y tiene fines divulgativos, por lo que no debe considerarse una prescripción nutricional. Acude a un profesional para personalizar tu dieta y disfrutar de una gastronomía lo más variada y adecuada posible.

Al seguir navegando el sitio, aceptas el uso de cookies. más información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para brindarle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de las cookies o si hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar