Sabrosas tostadas con compota de arándanos y queso crema

Para chuparse los dedos. Fáciles y muy vistosas. Así son estas tostadas con compota de arándanos rojos y queso crema.

¡Pruébalas este fin de semana! 

INGREDIENTES PARA ESTA RECETA

Para la compota de arándanos rojos

  • ½ taza de arándanos frescos
  • 1-2 cucharaditas de azúcar moreno (según prefieras)
  • ¼ de cucharadita de canela (opcional)
  • ½ taza de agua


Para las tostadas

  • ¼ de baguette francés  o de nuestro pan de trigo sarraceno
  • 4 cucharadas de queso crema (atención al bonus que te dejamos más abajo)
  • 1 cucharadita de miel
  • Tomillo fresco
  • Sal rosa del Himalaya (opcional, al gusto)

INSTRUCCIONES

  1. Agrega los arándanos, el azúcar, la canela (si la toleras) y el agua a una cacerola. Lleva a ebullición.

  2. Reduce el fuego y cocina a fuego lento durante 10-15 minutos hasta que la mezcla adquiera una textura en gran parte almibarada.

  3. Deja enfriar durante unos minutos para que se atempere y mientras, tuesta las rebanadas de baguette o de tu pan de trigo sarraceno en el grill, durante unos ocho minutos.

  4. Ahora sí: unta con queso crema y luego coloca encima la compota de arándanos.

  5. Y el toque final: rocía con la miel, espolvorea el tomillo fresco y agrega una pizca de sal si lo deseas. ¡Sirve y disfruta de esta delicatessen!

 


 

BONUS

  •  Si sigues una dieta baja en histamina, intenta usar un queso crema con la menor cantidad de aditivos posible. También puede ser queso fresco (quedará igual de bueno).
  • Si prefieres no usar pan, las tortas de arroz u avena caseras son una buena alternativa sin gluten.
  • Ajusta la cantidad de azúcar según tu nivel de dulzura preferido. Los arándanos son naturalmente ácidos y necesitan endulzarse, así que prueba la compota mientras la cocinas (ten cuidado de no quemarte si está demasiado caliente) y agrega más azúcar a tu gusto.

 

Desayuno o merienda espectacular con muchísimas opciones que te permitirán adaptarlo según tus necesidades. 

Esta receta es baja en histamina (no exenta) y tiene fines divulgativos, por lo que no debe considerarse una prescripción nutricional. Acude a un profesional para personalizar tu dieta y disfrutar de una gastronomía lo más variada y adecuada posible.

Para chuparse los dedos. Fáciles y muy vistosas. Así son estas tostadas con compota de arándanos rojos y queso crema.

¡Pruébalas este fin de semana! 

INGREDIENTES PARA ESTA RECETA

Para la compota de arándanos rojos

  • ½ taza de arándanos frescos
  • 1-2 cucharaditas de azúcar moreno (según prefieras)
  • ¼ de cucharadita de canela (opcional)
  • ½ taza de agua


Para las tostadas

  • ¼ de baguette francés  o de nuestro pan de trigo sarraceno
  • 4 cucharadas de queso crema (atención al bonus que te dejamos más abajo)
  • 1 cucharadita de miel
  • Tomillo fresco
  • Sal rosa del Himalaya (opcional, al gusto)

INSTRUCCIONES

  1. Agrega los arándanos, el azúcar, la canela (si la toleras) y el agua a una cacerola. Lleva a ebullición.

  2. Reduce el fuego y cocina a fuego lento durante 10-15 minutos hasta que la mezcla adquiera una textura en gran parte almibarada.

  3. Deja enfriar durante unos minutos para que se atempere y mientras, tuesta las rebanadas de baguette o de tu pan de trigo sarraceno en el grill, durante unos ocho minutos.

  4. Ahora sí: unta con queso crema y luego coloca encima la compota de arándanos.

  5. Y el toque final: rocía con la miel, espolvorea el tomillo fresco y agrega una pizca de sal si lo deseas. ¡Sirve y disfruta de esta delicatessen!

 


 

BONUS

  •  Si sigues una dieta baja en histamina, intenta usar un queso crema con la menor cantidad de aditivos posible. También puede ser queso fresco (quedará igual de bueno).
  • Si prefieres no usar pan, las tortas de arroz u avena caseras son una buena alternativa sin gluten.
  • Ajusta la cantidad de azúcar según tu nivel de dulzura preferido. Los arándanos son naturalmente ácidos y necesitan endulzarse, así que prueba la compota mientras la cocinas (ten cuidado de no quemarte si está demasiado caliente) y agrega más azúcar a tu gusto.

 

Desayuno o merienda espectacular con muchísimas opciones que te permitirán adaptarlo según tus necesidades. 

Esta receta es baja en histamina (no exenta) y tiene fines divulgativos, por lo que no debe considerarse una prescripción nutricional. Acude a un profesional para personalizar tu dieta y disfrutar de una gastronomía lo más variada y adecuada posible.

Al seguir navegando el sitio, aceptas el uso de cookies. más información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para brindarle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de las cookies o si hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar